Cómo obtener la certificación PMP (I)

JSDR - PMI_PMP_logoSi te dedicas a la gestión de proyectos, tarde o temprano te habrás dado con las siglas PMP. PMP significa Project Management Professional, y es una certificación que extiende el PMI, (Project Management Institute), una organización de profesionales cuyo propósito es avanzar y desarrollar la profesión del Gestor de Proyectos como tal. Para ello han desarrollado, entre otras cosas, una metodología de gestión de proyectos que han condensado en un libro llamado PMBOK (Project Management Body of Knowledge). Junto con PRINCE, es una de las dos metodologías de gestión de proyectos más importantes del mundo.

Aunque el método del PMBOK es interesante para aplicar -parcial o completamente- en la gestión de cualquier proyecto, para cualquier persona al cargo de uno, PMP es una certificación pensada para lo que normalmente se conoce como gestores de proyectos senior. El propio PMI requiere que tengas un rodaje bastante amplio como gestor antes de presentarte al examen siquiera. Hacen falta tres requisitos para obtener la certificación:

1. Tener 5 años y 7500 horas de experiencia en gestión de proyectos, o bien 3 años y 4500 horas si tienes titulación universitaria media o superior (lo que en inglés llaman un bachelor’s degree). Esta experiencia hay que detallarla en la solicitud, indicando para qué organizaciones, en qué proyectos, y qué tareas se realizaron dentro de los proyectos, desgranando número de horas entre las diferentes fases del proyecto de acuerdo a las que distingue el PMBOK. También es obligatorio indicar una persona de contacto por cada proyecto. Ojo: ¡esta experiencia puede ser auditada!

No está claro el criterio por el que PMI escoge cuántas y qué solicitudes se auditan. Hay fuentes que dicen el 50%, otras el 10%. Pero en cualquier caso, si deciden auditar tu experiencia, pueden pasar tres cosas: que no se pueda por falta de documentación o fuentes fidedignas, en cuyo caso la solicitud queda paralizada hasta que se pueda verificar la información; que te niegues a ser auditado, lo que conlleva un año de suspensión durante el cual no puedes examinarte para el PMP; y que descubran fraude, en cuyo caso no puedes examinarte del PMP de por vida.

La deducción es obvia: no mintáis. Además, si tenéis claro que os queréis certificar desde el principio, id registrando esta información mientras vais acumulando la experiencia. Es mucho más fácil extraer estos datos con los proyectos ‘frescos’ en la memoria, que tener que reconstruir qué hiciste y cuanto tiempo te llevo en detalle a partir de la documentación de proyectos de hace 5 años. Por otra parte, otra recomendación importante es que habléis con las personas que vais a indicar como de contacto, y les pongáis sobre aviso. Puede ocurrir incluso que no guardéis documentación sobre algún proyecto y tengáis que solicitar consultar la documentación adicional que hubiera en las organizaciones. Recordad que siempre pesará más para PMI en una posible auditoría esa documentación que vuestras notas particulares.

Un último consejo a la hora de preparar esta parte en la solicitud: cuando indiquéis qué tareas habéis realizado en los proyectos, utilizad nomenclatura PMBOK. Si usas «toma de requisitos al cliente» en vez de «definición del alcance» quizá se entienda sin problemas, pero el segundo término está alineando más tu experiencia con lo que PMI busca en los candidatos. Demostrar que manejas los conceptos del PMBOK siempre es buena idea.

2. Tener 35 horas de formación en gestión de proyectos. No vale cualquier formación, ha de ser ‘formal’, esto es, reconocida como tal por PMI. Típicamente, un Master en Gestión de Proyectos impartido en una universidad debería ser válido, pero si no se tiene el tiempo y el dinero para cursar un Master hay otra opción: existen numerosas organizaciones que imparten cursos intensivos, dirigidos a obtener la certificación, con una duración de 35 horas exactas y perfectamente validos para éste requisito. Al ser intensivos, suelen concentrarse en una semana, a siete horas diarias, por lo que requieren dedicación exclusiva durante esos días. Son cursos duros, en tanto que requieren mantener la concentración si quieres aprovecharlo bien, y en ocasiones la materia es bastante árida.

Por otra parte, lo que no suelen ser es baratos (entre 1000 y 1500€), pero en mi experiencia, sales con un muy buen conocimiento del PMBOK y tus posibilidades de aprobar el examen al primer intento aumentan significativamente. La mayoría de estos cursos se imparten en Madrid / Barcelona pero en ocasiones he visto cursos fuera de estos centros y, si se junta un grupo lo suficientemente grande, la mayoría de organizaciones que los imparten deberían de estar abiertas a desplazar a un profesor hasta la empresa, aunque quizá suba el coste.

3. Como último requisito, y una vez cumplidos los dos anteriores, queda lo más duro: aprobar el examen. Entraremos en las peculiaridades y consejos para abordarlo en la segunda parte de este post.

Post By Jose Sanchez del Rio (13 Posts)

Ingeniero informático y PMP. Experto en metodologías de gestión de TI, gestión de proyectos y de desarrollo de aplicaciones. Puedes ver mi perfil completo en linkedin

Website: →

Connect

,

One Response to “Cómo obtener la certificación PMP (I)”