Federación de las CMDB

ITIL define la CMDB, (Configuration Management Database, o Base de Datos de Gestión de la Configuración) como una base de datos que contiene todos los detalles relevantes de los CI (Configuration Item, Elementos de Configuración), para todo el sistema de servicios de TI que soporta. Estos CI incluyen desde elementos ‘evidentes’ como servidores, equipos de usuario, routers o teléfonos a otros que no lo son tanto, como instalaciones, personas, contratos… todos ellos elementos que juegan un papel clave a la hora de gestionar nuestros servicios de TI. Debido a la naturaleza heterogénea de los mismos, está claro que los datos que manejeremos sobre ellos serán notablemente diferentes, lo cual no es problema si la BBDD está bien definida.

El problema llega cuando tenemos fuentes de datos diferentes para cada elemento, cada una con su propia aplicación por encima. RRHH utiliza su sistema para gestionar los datos de personas, el departamento jurídico tiene sus datos sobre los contratos que maneja con una pequeña aplicación, y así sucesivamente. Con múltiples sedes geográficas, o divisiones de la empresa que usan software diferente… Podemos encontrarnos un sistema formado de múltiples BBDD que hay que integrar. Técnicamente, hay varias soluciones para hacer esto, pero la que ITIL recomienda es la federación.

La federación de BBDD implica crear una gran ‘base de datos virtual’ mediante el enlace de las BBDD individuales de los elementos que conforman el sistema. En una CMDB federada, podemos acceder a los datos sin importar dónde están localizados y mezclar datos de dos fuentes heterogéneas de forma transparente para el usuario. Es diferente de una consolidación de datos en tanto a que no se copian los datos de los múltiples sistemas en uno central, sino que el sistema sabe dónde está cada cosa; es capaz de descomponer las peticiones mixtas en individuales, lanzarlas a cada sistema y componer el resultado solicitado, en tiempo real.

Ejemplo de CMDB federada

Las ventajas de este sistema son varias. Por un lado, permite que los diferentes CIs sean gestionados y mantenidos por sus propios sistemas y personas, de forma independiente, de forma que nuestra gestión del servicio de TI no es disruptiva para su trabajo. Por otra parte, acceder a sus datos nos garantiza que estamos trabajando siempre con los datos más actualizados, lo cual no siempre ocurre cuando se trabaja vía consolidación. Esto último se convierte en una ventaja crítica cuando estamos buscando la solución a una incidencia grave o un problema, y necesitamos contrastar las configuraciones reales de los CIs, no las que había hace unas cuantas horas, y cruzarlas con los datos de las configuraciones aprobadas para esos mismos elementos.

Sin embargo, también hay inconvenientes. Las consultas al sistema suelen ser complejas, requiriendo tanto proceso interno como comunicaciones entre múltiples subsistemas de BBDD, lo cual frecuentemente puede provocar retraso en la respuesta. Por otra parte, la complejidad a la hora de enlazar los diferentes sistemas hace que cualquier migración, tanto de uno de los subsistemas como del conjunto completo, sea una tarea bastante intimidatoria.

 

Post By Jose Sanchez del Rio (13 Posts)

Ingeniero informático y PMP. Experto en metodologías de gestión de TI, gestión de proyectos y de desarrollo de aplicaciones. Puedes ver mi perfil completo en linkedin

Website: →

Connect

2 Responses to “Federación de las CMDB”